martes, 27 de mayo de 2014

La poesía nueva

En esta noche ensangrentada, nado para alguna vez caer. Miro la ventana, el surco entre su marco y la cortina, pienso en mis antepasados literarios, me digo: ahora si siento la poesía. Comienzo, comienzo a sentirla, como un moverme de a poco, como un ir rehaciendo los objetos perdidos, no objetos pero si elementos, elementos que quedaron en el pasado, volando en algún lugar de mi inconsciente, esperando, ansiando, a ser desenterrados nuevamente, y ser digamos, reconfigurados, re-expresados, resueltos. Básicamente resueltos, como un accionar que no se hizo en su momento, en el momento original de las ideas (elementos), como volver a sentir lo de antes y, luego de un largo proceso de preparatoria, estar preparados para hacer el Trac, y cambiar de dirección lo que antes era estático, inmóvil, miedoso, tímido, estático (lo dije?).

No hay comentarios:

Publicar un comentario