domingo, 24 de noviembre de 2013

Soledad

... Y pensar que te quiero, y que cuando vengo camino a casa deseo volver a verte, y besar esos labios que ya son míos. Y cuando te abrazo te contengo, te siento en mi pecho, pero no estas. No se donde estas en realidad. Tal vez te fuiste hace tiempo y dejaste conmigo una copia tuya, para hacerme creer que no te habías ido. Y aunque te vea y te sienta, estoy solo. Y no solamente estoy solo de vos, sino de esta habitación, de estas abrigadas frazadas, y de la calma de mediodía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario